La tecnología en el punto de venta: mucho más que el TPV

La tecnología en el punto de venta: mucho más que el TPV
junio 01
15:27 2015

El mundo de las soluciones para el punto de venta está volviendo al crecimiento, tras unos años de parón por el efecto de la crisis. Las buenas perspectivas auguran una renovación del equipamiento en el que el TPV sigue siendo el eje central, pero sin dejar de lado el software de gestión y los periféricos junto con las nuevas y, emergentes, soluciones de cartelería digital. Charmex, ECR&POS, PHC Software y Partner Tech han debatido sobre el estado del segmento de las soluciones POS y explican que la tecnología está avanzada y al servicio de los clientes, aunque todavía queda mucho por hacer para su modernización tecnológica.

El segmento de las soluciones para el punto de venta vive una dualidad. Por una parte, la tecnología ha propiciado muchos cambios tanto en la gestión interna de los negocios como en la relación de los establecimientos con sus clientes con productos innovadores como los TPVs tipo selfcheckout, lectores, etiquetas electrónicas, RFID, soluciones interactivas, cartelería digital, etc. Y por otra, los negocios, sobre todo los que se enmarcan en la categoría de pymes, siguen anclados en soluciones básicas y en la caja registradora.

José A. de las Heras, de Partner Tech

José A. de las Heras, de Partner Tech

José Antonio de las Heras, managing director de Partner Tech Iberia, explica que en los últimos años se ha producido un desarrollo tecnológico importante, pero todavía persisten en el mercado muchas soluciones simples como la caja registradora. “Hay un 30 % del sector, sobre todo en hostelería, que tiene caja registradora. Sería interesante que este tipo de negocios entendieran el valor de tener una solución punto de venta; no solo de hardware sino también de software”. A juicio de este directivo, a pesar que desde el punto tecnológico “se han producido muchos cambios, pero todavía queda mucho por hacer”.

Una opinión similar del estado del mercado sostiene Virgili Llorens i Parrilla, director de marketing de ECR & POS, que señala que la caja registradora sigue siendo el equipo estrella entre los comercios pequeños, aunque en los últimos años se ha reducido la oferta porque la gama alta de cajas registradoras se ha eliminado a favor del terminal punto de venta. “La caja registradora es lo que más se demanda y se vende mucho en algunas zonas; pero la gestión es clave y el comercio que quiere tener un control del stock y un análisis no puede tener una caja registradora porque no es completa”, subraya.

Desde el punto de vista del software, como indica Manuel Domínguez, director general de España de PHC Software, la situación también tiene una doble vertiente. Todavía hay muchas aplicaciones que sólo facturan y no aportan lo necesario en un software para el punto de venta que debe de ofrecer un control y un análisis del estado del negocio.

Manuel Domínguez, de PHC Software

Manuel Domínguez, de PHC Software

En una compañía como PHC tratamos de que el software para TPV no sólo sea un elemento de facturación sino que pueda hacer un análisis del negocio”, subraya.

En este sentido, cree que tiene que haber sinergias entre el mundo del hardware y del software para aportar una solución óptima. Su compañía tiene una alianza con Partner Tech para integrar sus tecnologías y proporcionar una solución completa que combina software y hardware.

Abel Léon, director de ventas de Charmex, indica que desde el ámbito de su especializacion, la cartelería digital o digital signage, se está avanzando aunque todavía lentamente. “Desde hace un año, se está viendo en las grandes cadenas, como franquicias, sobre todo en HORECA, que están introduciendo el monitor de 46-48” para dar información de productos, pero todavía no se hace análisis de esto”, señala.

Lo que sí que ha constatado esta compañía es que la demanda está creciendo y se están poniendo en marcha numerosos proyectos piloto.

Legislación

Un aspecto que aceleraría el desarrollo del sector de las soluciones para el punto de venta sería una adecuada legislación que impulsara la implantación de nueva tecnología y sirviera para eliminar prácticas que no son legales.

Domínguez, de PHC, pone varios ejemplos como la obligación de entregar factura simplificada que no se hace porque muchos programas de software no incluyen esta función o incluso va más allá e indica que todavía hay fabricantes que incluyen “puertas traseras” en el software para pasar al modo B. Sabemos que la Hacienda española está en contacto con la Hacienda portuguesa investigando el tipo de medidas que se han llevado a cabo en Portugal para evitar esto. En Portugal el software tiene que estar certificado por el Gobierno y no puede existir una puerta de atrás porque la sanción es cerrar la empresa”, comenta el directivo de PHC.

Los proveedores coinciden que es necesario que vigile el cumplimiento de la ley. “El problema es no se hacen inspecciones. Las hay por consumo, pero no por temas legales de Hacienda o de declaración de ventas”, explica Llorens.

En el ámbito del digital signage tampoco hay una regulación específica que determine la instalación de las pantallas en los centros. Según explica el responsable de Charmex, sólo está regulado el escaparatismo y la normativa varía en cada comunidad autónoma. Además los grandes centros comerciales negocian directamente con los Ayuntamientos el equipamiento de sus tiendas, una opción que no tiene el pequeño comercio.

TPV, el centro del punto de venta

A la hora de establecer qué equipamiento tecnológico es óptimo en un punto de venta, los proveedores creen que el TPV sigue siendo el corazón del negocio, aunque con otros elementos. Llorens, de ECR&POS, considera que el TPV “hay que enfocarlo a las necesidades del cliente. Poner el software adecuado y los periféricos que necesite cada negocio”. A su juicio, lo básico para un pequeño comercio sería un terminal punto de venta con su software de gestión, la impresora, un cajón y un lector si tiene los productos codificados.

Virgili  Llorens, de ECR &POS

Virgili Llorens, de ECR &POS

En este contexto, el papel del software es clave para el correcto funcionamiento del negocio. Sin embargo, como comenta Domínguez, el pequeño punto de venta todavía opta por soluciones baratas que no realizan análisis del negocio. “Es un error. Si no puedes sacar un análisis de tu negocio, no eres competitivo”.

En el caso de los comercios más grandes como las cadenas de franquicias o grandes superficies el software es importante no sólo para gestionar el negocio sino por su capacidad de analizar e incrementar la competitividad de los comercios. Incluso las aplicaciones hechas a medidas sobre el software de gestión permiten el estudio de la competencia para modificar las decisiones en tiempo real, lo que abre nuevas posibilidades a los negocios.

De las Heras, de Partner Tech, añade que el equipamiento depende del tipo de negocio y del sector. Explica que en algunos casos hay negocios que funcionan con cajas registradoras de hace muchos años, aunque matiza que “depende del tipo de negocio y de cliente”. Su visión es que la hostelería es el que incorpora las novedades más lentamente.

El elemento que se perfila como diferenciador a corto y medio plazo es la cartelería digital. En este momento, como señala León, además del gran formato se están empezando a introducir los monitores de 10” al lado del TPV de la caja de pago para informar al cliente sobre promociones o los productos de su compra.

La cartelería digital será un factor dinamizador del mercado y generador de demanda. La gran superficie de origen francés es la que está más avanzada en la adopción de estas soluciones, aunque se están poniendo en marcha nuevos proyectos piloto, según avanza el directivo de Charmex.

Papel del canal

Todos los proveedores coinciden en señalar que en la elección de un equipamiento correcto es necesaria una labor de consultoría y asesoría que debe de realizar el canal de distribución que debe ser especialista, aunque el perfil del partner ha ido cambiando en los últimos años. Según indica, de las Heras, en Partner Tech, “se ha apostado por un canal de IT profesional porque nuestro producto lo demanda”.

En el caso de ECR&POS su canal tiene distribuidores que proceden del mundo de la caja registradora que se han tenido que adaptar a las nuevas tecnologías por necesidad; y distribuidores informáticos que están mejor preparados para comercializar las soluciones más complejas. “El canal informático tiene más conocimiento, asesora al cliente y le instala lo que necesita; mientras que el distribuidor de “toda la vida” se aferra a una solución cerrada que se parezca más a una caja registradora”, subraya Llorens.

PHC todavía está creando su canal en España, pero su estrategia pasa por contar con expertos. “Necesitamos un consultor, un experto, que no sea un mero instalador, sino un consultor que aporte valor al negocio”, comenta Domínguez.

Abel Léon, de Charmex

Abel Léon, de Charmex

Charmex también apuesta por profesionales del sector TI. Reserva para los integradores la instalación del gran formato y está buscando nuevos socios para el nuevo formato que se instala en el TPV.

Para lograr que este canal tenga el conocimiento necesario, los proveedores llevan a cabo una labor de formación y les facilitan otras herramientas para mejorar su negocio como el servicio técnico.

Partner Tech ofrece un servicio de soporte, separado de su actividad de fabricación y comercialización de equipos, para que sus socios puedan ofrecer este servicio en todo el mercado ibérico. PHC también deja en manos de sus socios el soporte y les apoya cuando tienen algún problema que no pueden resolver.

ECR&POS señala que a pesar de que les ofrezcan soporte in situ para ofertarlo entre sus servicios, los distribuidores quieren atender en exclusiva a sus clientes. “Ofrecemos mantenimiento de hardware in situ opcional a los equipos que vendemos; pero los distribuidores prefieren ofrecen su propio servicio de mantenimiento al cliente e incluso los que contratan el servicio in situ prefieren ir a casa del cliente y ser ellos los que lo gestionen. El distribuidor no quiere que se les toque a sus clientes”, comenta Llorens.

Por su parte, Charmex también deja en manos de su canal el servicio técnico y les apoya con formación tanto a nivel técnico como en nuevas tecnologías.

Perspectivas de negocio

El trabajo del canal y una tecnología adecuada a las necesidades del punto de venta es la combinación que utilizan los proveedores para impulsar su negocio. En los últimos años, el sector de las soluciones para el comercio y hostelería sufrió por efecto de la crisis. Sin embargo, en el último año se está remontando y reactivando los proyectos.

Virgili Llorens explica que su actividad tiene un claro componente estacional, ya que las ventas se concentran entre Semana Santa y el verano debido al auge de la hostelería en los meses estivales.

Domínguez, de PHC, indica que el producto de TPV y el sector retail fue el motor de crecimiento el año pasado, ya que acaparó el 30 % de su facturación.

Charmex también confirma que la demanda de proyectos ha crecido y prevé una renovación de equipos este año.

Se está notando un cambio. El distribuidor ha empezado a almacenar. Hay buenas perspectivas. Este año será de estabilización y soy positivo respecto a lo que puede ocurrir”, añade de las Heras.

Sobre el Autor

Rosa Martin

Rosa Martin

Contenidos relacionados

0 Comentarios

No hay comentarios todavia

No hay comentarios en este momento, ¿quieres añadir uno?

Escribe un comentario

Escribe un Comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.